F1 - Especiales

F1 | ¿Cuándo termina la cuarentena de Verstappen?

Max Verstappen va camino a pasar al menos siete años esperando su oportunidad para ser Campeón de la Fórmula 1. Sería uno de los pilotos que pase más tiempo en llegar a la esperada corona. ¿Esperará hasta finales de 2023? ¿Vettel podría ser el plan B ante una fuga de Verstappen?

( palabras)
F1 | ¿Cuándo termina la cuarentena de Verstappen?
Fuente imagen: RedBullracing

La pandemia detuvo al mundo. Para quienes salieron y para quienes aún esperan poder retomar la vida dentro de la nueva normalidad, ha sido casi un año perdido. Como si la vida de todos hubiera abierto un paréntesis dejando adentro el año 2020. Y a la Fórmula 1, incluso habiendo comenzado en julio su campeonato de este año, ha tenido que congelarse por todo un año e inéditamente, ha decidido que los autos 2020 serán los mismos de 2021, a grandes rasgos. Y la revolución técnica se ha aplazado para 2022. Sin embargo, hay cosas que no se pueden congelar. Una de ellas, la más obvia: el paso del tiempo.

Charles Leclerc y Max Verstappen son los dos pilotos más representativos de quienes entre el final de 2019 y la declaración de la pandemia, renovaron sus contratos por varios años. Charles hasta 2024. Max hasta 2023, inclusive. El primero en la víspera de navidad. El segundo, como regalo de reyes. Pero ambos tienen una situación completamente diferente ante sí.

Mientras el monegasco empezó en 2020 su tercera temporada en Fórmula 1, y su segunda apenas en Ferrari, el holandés ya suma seis años en la máxima, y cinco de ellos en la escudería Red Bull. Para ser una mega estrella de la F1, para ser uno de esos pilotos que están señalados desde su precoz debut, como un futuro multicampeón mundial, no es un número que se deba desatender, y acaso el congelamiento de su situación deportiva, en un equipo que no puede darle la herramienta que necesita para lograr al menos su primer campeonato, se empiece a parecer a una cuarentena eterna, demasiado larga para su hambre de títulos.

¿Con quién se lo ha comparado a Verstappen casi irresponsablemente? Con Ayrton Senna. El propio Helmut Marko lo dijo en 2016. Masashi Yamamoto, el responsable del programa de Honda en F1, lo repitió este año.

Pues Ayrton Senna llegó a la Fórmula 1 en 1984, corrió ese primer año en Toleman, y los siguientes tres en Lotus, perfectamente comparado con Verstappen con el Toro Rosso y el Red Bull actual, pero en 1988, a pesar de lo que Lotus había hecho por él, saltó al equipo McLaren para ganar el primero de sus tres campeonatos en su primer año en la escuadra de Ron Dennis. Así, Senna debió esperar a su quinto año en Fórmula 1 para coronarse. Max, ha empezado el sexto, y con las reglas actuales, difícilmente pueda soñar con una consagración en el 2021, es decir que deberá esperar también el séptimo año, sin medirse la ansiada corona que tanto merece. Y nada, absolutamente nada, le asegura que en 2022 tenga ese auto para aspirar a ser Campeón en Red Bull.

Pero eso es solo si lo comparamos a Verstappen con Senna, cosa que muchos no acuerdan. Veamos otros íconos, grandes campeones, habitantes de ese club al que Max debería pertenecer más temprano que tarde.

Otro que podría perfectamente citarse como tardío campeón es Alain Prost. El francés debutó en un tibio equipo McLaren en 1980, y tras pasar a Renault y perder los campeonatos de 1982 y 1983, pasó a McLaren nuevamente, para compartir equipo con Niki Lauda, con quién también perdió el primer año, 1984. Prost recién pudo ser campeón mundial en su sexto año en Fórmula 1. Acaso el multicampeón que más tiempo demoró en coronarse. Max ya superó esa línea…

Justamente Niki Lauda, bien podría ser otra referencia. El austríaco se consagró Campeón de Fórmula 1 en su cuarto año, y el segundo en Ferrari.

Pero si nos parece que esas épocas no se pueden comparar con la era actual, vengamos más cerca en el tiempo.

Y veamos a otras mega-estrellas. Michael Schumacher, el rey de copas vigente. Debutó anticipadamente en 1991, pero solo corrió seis carreras en dos equipos distintos. Su primer año completo de F1 fue 1992, y en 1994, su tercera temporada, fue campeón mundial.

Fernando Alonso, que vuelve a correr el año próximo y compartirá pista con Verstappen, debutó en 2001, no corrió en 2002, y regresó en 2003, para consagrarse en 2005, es decir en su cuarto año de F1.

Sebastian Vettel. Otra referencia, incluso más cercana, porque lo hizo en la década que está terminando, y con Red Bull, igual que Verstappen. El alemán debutó anticipadamente en 2007 con BMW Sauber y luego subió a Toro Rosso, pero solo corrió ocho GP, algo similar a lo que ocurrió con Schumy. Pero desde 2008, en Toro Rosso de manera estable, e incluso ganando muy joven como también lo hizo Max, tuvo que esperar a 2010 para ser Campeón Mundial, en su segundo año en Red Bull, en su tercer año en Fórmula 1.

Por último, el rey actual. Lewis Hamilton. Debutó en F1 en McLaren en 2007, y bien podría haber sido campeón ese mismo año, pero tuvo que esperar a la segunda temporada para coronarse por primera vez.

Claro que hubo otros campeones que tuvieron que esperar mucho para reinar.
Mika Hakkinen y Kimi Raikkonen debieron esperar siete años. Jenson Button tardó diez temporadas, Nico Rosberg 11, y Nigel Mansell 12 temporadas. ¿Pero es Verstappen ese tipo de piloto para la Fórmula 1?

El tiempo del holandés es finito, se agotará en algún momento. Esta cuarentena ya es muy larga. ¿Pero tiene otra opción Max? La de Mercedes sería hacer “La Gran Senna”, pero ahí está muy cómodo Hamilton, y aunque haya discusiones de dinero entre él y Toto Wolff, nada hace pensar que ese asiento quede libre antes de 2022. ¿Pero qué pasaría si Hamilton gana este y el próximo campeonato y se va? Aunque en la cantera de Wolff está George Russell, ¿No sería mucho más atractivo Verstappen para continuar la aplastante era de Mercedes? Ambos tendrían 24 años en 2022, pero Max tendrá ocho temporadas de Fórmula 1 en sus espaldas, y Russell apenas tres.

¿Es Ferrari otra opción para Verstappen? Suena menos posible, pero no es tan descabellado. Es cierto que en Maranello han apuntado todos sus cañones a Charles Leclerc, quién hasta ahora, ha demostrado merecer esa situación de privilegio. Pero Ferrari se comió a Alain Prost, a Nigel Mansell, a Fernando Alonso y al propio Sebastian Vettel sin lograr coronas. De hecho, hubo un joven talentoso, sorpresa, ídolo, que llegó a Ferrari y tampoco logró nada: Jean Alesi. Debutó en F1 a mediados de 1989 y en 1991 entró en Maranello, pero apenas pudo lograr una victoria recién en 1995. En aquel momento, Alesi, con un Tyrrell, le peleó carreras al poderoso McLaren-Honda de Senna y parecía una estrella con un brillo como el que se espera hoy de Leclerc.

¿Qué pasa si Leclerc queda en promesa después de 2020 y 2021? ¿Podría ser un buen plan B para Ferrari que Verstappen llegue a Maranello, como llegó Schumacher en 1996, como parte de un plan de reforma general?

A todo esto. Por más contrato que tenga Verstappen hasta 2024, las cláusulas de salida de Red Bull ya son conocidas, y hasta fueron blanqueadas cuando en determinado momento del año, si Max no tenía cierta cantidad de puntos, quedaba automáticamente liberado para el año siguiente. Y es lógico que así sea. ¿Hay un Plan B en Red Bull?

Su semillero no ha dado otros diamantes como Verstappen como para tener un sucesor. De hecho, han recurrido a Alex Albon, que había quedado afuera del programa Junior, y han reclutado nuevamente a Daniil Kvyat cuando lo habían desterrado de la Fórmula 1. Si Verstappen decidiera irs en 2022, no tienen reemplazo.

Ahí es donde entra a tallar la figura de Sebastian Vettel. Querido, reconocido, entrañable. Fue el único Campeón del Mundo de Red Bull, está afuera de Ferrari, con el orgullo herido, y la sed de venganza deportiva evidente. Red Bull, si quiere ser campeón nuevamente, tiene que atacar dos frentes. El piloto hoy es Verstappen, sin dudas, pero tiene solo dos autos contra al menos 4 Mercedes, que podrían ser 6 en 2021. Alpha Tauri ya está motorizado por Honda, es cuestión de darle más vuelo técnico y conductivo, para que sea más pareja la lucha. Y ante la evidencia del caso Mercedes-Racing Point, el propio Helmut Marko ha dicho que quizás vayan por un camino similar ellos con su equipo junior con sede en Italia.

Si el asiento de Racing Point es atractivo para Vettel cuando se llame Aston Martin en 2021. ¿Por qué no lo sería también el de Alpha Tauri si “copian” el RB16 para 2022 con los mismos motores que el actual auto de la escudería principal diseñado por Adrian Newey?

Autor: Diego Zorrero 

Artículos relacionados

0 Comentarios

Para dejar tu comentario debes ingresar en tu cuenta:Ingresar

Suscribirse

Subscribite ahora a nuestra lista de noticias diarias y te avisemos cada vez que una nota nueva salga.