F1 - Noticias

La batalla de estrategias en el Gran Premio de Abu Dhabi

Puede que no hayamos visto mucha acción en pista, pero las estrategias de los diferentes equipos fueron muy variadas. En este artículo analizaremos las estrategias más interesantes del pasado GP.

( palabras)
La batalla de estrategias en el Gran Premio de Abu Dhabi
Fuente imagen: Max Verstappen Twitter

El fin de semana pasado se llevó a cabo el Gran Premio de Abu Dhabi en el circuito de Yas Marina. Dicho evento fue la última fecha de la temporada 2019 de Fórmula 1 y, con esto, también fue el último Gran Premio de F1 de la década. Lewis Hamilton se llevó la victoria y nada más y nada menos que el “gran chelem”. ¿Qué es esto? El Gran Chelem o en inglés “Grand Slam” es cuando un piloto obtiene la pole position el día sábado, la victoria el domingo y también la vuelta rápida. En este caso, Lewis obtuvo la pole con un tiempo de 1:34.779, el domingo se hizo con la victoria tras haber liderado cada una de las 55 vueltas y por último, el británico logró quitarle la vuelta rápida a su compañero de equipo en la vuelta 53 con un tiempo de 1:39.283. Obviamente la atención se fijó en el hexacampeón del mundo, sin embargo, hubo muchas otras peleas a lo largo del fin de semana, incluyendo las batallas de estrategias, las cuales analizaremos en este artículo.

Durante el Gran Premio de Abu Dhabi se presentaron estrategias muy diversas. Muchos pilotos optaron por hacer 1 parada en las primeras vueltas e ir hasta el final con esos neumáticos (Gasly paró en la vuelta 1 y logró completar 54 vueltas en sus neumáticos); otros pilotos optaron por esperarse hasta la mitad de la carrera para hacer su única parada e ir hasta el final y, sorprendentemente, muchos pilotos optaron por hacer una estrategia de dos paradas.

Lewis Hamilton la tuvo “sencilla”. El piloto británico largó con neumáticos medios usados (C4) y decidió parar en boxes en la vuelta 26 para poner los duros (C3) e ir hasta el final. La pelea de estrategias que me pareció la más interesante fue la de Max Verstappen vs Charles Leclerc. Ambos pilotos iniciaron la carrera con neumáticos medios usados (C4). La diferencia entre sus estrategias fue que el monegasco decidió parar en la vuelta 12 a poner los neumáticos duros (C3) e ir hasta el final. Por el contrario y en respuesta de lo de Ferrari, Red Bull y Max decidieron esperar hasta la vuelta 25 para parar y poner los neumáticos duros. Cabe resaltar que en la arrancada, Charles rebasó a Max y el holandés no pudo recuperar la posición. El objetivo de Ferrari al parar a Leclerc muy temprano consistía en aumentar la diferencia entre estos dos pilotos. Lo realmente interesante fue que se suponía que, como Charles había parado antes, el monegasco iba a tener mejores tiempos de vuelta que Max ya que el holandés seguía con neumáticos viejos y Charles con nuevos. Sin embargo, esto no pasó. Max tenía los mismos tiempos de vuelta que Charles por lo que la diferencia se mantuvo en alrededor de 4 segundos, la cual era la misma antes de que parara el de Mónaco. En la vuelta 25, Red Bull decidió parar a Max para montar los neumáticos duros e ir hasta el final y, dicho y hecho, al salir del pit lane, la diferencia entre Max y Charles fue de 4 segundos. Esto benefició a Red Bull ya que la diferencia de vueltas entre los neumáticos de Leclerc y de Verstappen era de 13 vueltas por lo que Max estaba logrando bajarle alrededor de 0.5 segundos por vuelta y, en un momento dado, Max ya le había recortado esos 4 segundos y logró rebasarlo en pista.

Ferrari al ver que su estrategia no les había funcionado, decidió hacer un “Hamilton en Hungría”. Recordemos que durante el Gran Premio de Hungría, Max y Lewis estaban peleando por la victoria, sin embargo, el británico no podía rebasar al Red Bull, por lo que Mercedes decidió pararlo una segunda vez para que su piloto tenga neumáticos más frescos y le recortara los 22 segundos que se pierden haciendo la parada. Fue una estrategia riesgosa, pero les funcionó y Lewis logró recortar la diferencia, rebasarlo y lograr la victoria. En este caso, Ferrari decidió hacer en la vuelta 38, una segunda parada a Leclerc para montar los neumáticos blandos (C5) y nuevos. Charles tenía 17 vueltas para recortar la diferencia entre él y el Red Bull de Max. No funcionó su estrategia y, en vez de disminuir la ventaja, aumentó y el piloto monegasco terminó a 26.663 segundos del piloto holandés. Inclusive Valtteri Bottas se le acercó a Leclerc y estuvo en riesgo de perder la lucha por el tercer puesto.

Como vimos, fue una estrategia que podía haber salido o muy bien o muy mal, en este caso salió mal. Fueron decisiones clave las que hicieron que el Red Bull ganara en esta batalla de estrategias. Pero así es la Fórmula 1, te tienes que arriesgar para ganar.

Artículos relacionados

0 Comentarios

Para dejar tu comentario debes ingresar en tu cuenta:Ingresar

Suscribirse

Subscribite ahora a nuestra lista de noticias diarias y te avisemos cada vez que una nota nueva salga.