F1 - Noticias

F1 | FIA vs FIA: La F1 cayó presa de su propio sistema

Durante la ultima semana luego del GP de Canadá hubo mucha tela para cortar luego de las suspicacias del segundo tensor probado por Mercedes. En esta nota develamos lo que pudo ser la verdadera razón por la cual el equipo teutón pudo hacerlo a diferencia de los otros equipos.

( palabras)
F1 | FIA vs FIA: La F1 cayó presa de su propio sistema
Fuente imagen: motorlat - Omar Alvarez

El túnel del viento no mide el rebote porque los ensayos se hacen hasta los 180 km/h, y este fenómeno aparece a partir de los 250 km/h. Ese es un dato duro e irrefutable. La FIA, en sus estudios previos a confeccionar el reglamento 2022 de Fórmula 1, no detectó el problema, y los equipos, en su mayoría tampoco, o al menos, si lo imaginaron, no sabían cuánto rebote habría hasta que no fueran a la pista. Otro dato completamente empírico, porque así ocurrió.

Red Bull fue quién mejor lo elaboró, probablemente gracias a la mente creativa y experimentada de Adrian Newey, y los RB18 aparecieron rápidamente como los autos que menos sufrieron el problema. De eso nadie tiene dudas. Mercedes, mientras tanto, parece ser el equipo que más padeció el mal, seguramente a partir de un error de diseño o de cálculo al proyectar un monoplaza completamente distinto a los demás. Pero no fue el único, en realidad, unos más y otros menos, todos están conviviendo con el problema. 

Ninguna de esas afirmaciones puede ser cuestionada. Son verdades absolutas que nos dejan parados en la previa del Gran Premio de Canadá, con una situación en la que los pilotos de Fórmula 1, en su mayoría, planteaban a viva voz que necesitaban resolver el rebote urgentemente por cuestiones de seguridad física. También es cierto que todo se agravó en Baku, el callejero con la recta más larga de la historia en la que los autos superan los 340 km/h sobre un piso por el que todo el año pasan todo tipo de vehículos particulares. No es una mesa de billar precisamente.

También vale decir algo que el maestro Enrique Scalabroni suele mencionar cuando se le pide que analice alguna situación técnica actual. La mayoría de los proyectistas se guían por los datos de los ordenadores, calculan todo en base a programas que generan formas monotipo, todos iguales, porque no hay una mente creativa detrás. Hoy, los autos se hacen al revés, de una computadora a un tablero, y no desde una idea a una máquina que la mejore.

Y además hay límites presupuestarios cada vez más estrictos, que no solo recortan los tests en pista a solo 6 días antes de empezar la temporada, sino ahora también limitan el uso de herramientas como el túnel del viento.

Si, el que hizo el mejor auto fue Red Bull, y tiene tanto mérito que merece haber ganado 7 de las 9 carreras que se han corrido hasta Canadá. Pero si el error partió de la FIA, que jamás contempló la posibilidad de tener que ajustar “su” diseño antes de empezar el año o una vez empezado, cuando cada constructor hubiera ido al límite de esas nuevas medidas que les impusieron, bien podría decirse que la solución también debería partir de ellos. ¿Y si Newey no hacía algo distinto y todos tenían el problema del rebote que generó el nuevo reglamento?

En la búsqueda de mejorar el error, todos han trabajado en distintos modos. Algunos con aletas inferiores, otros con pisos más fuertes y pesados, otros con alturas menos competitivas porque reducen el efecto suelo, y otros buscando otras formas desde la parte superior.

Hagamos un ejercicio de imaginación, que de eso se trata la esencia del tema. Imaginar y luego hacer.

Si un equipo que padece este problema fuertemente, idea un modo de detener el rebote adicionando una forma, pieza o refuerzo en determinado sector del piso, pero eso no está autorizado en las reglas ¿Cómo hace para probarlo? Recordemos que no hay ensayos privados en pista, y que el túnel de viento y las simulaciones no detectan el rebote, y por eso nadie “se lo vio” venir hasta el día que pisaron Barcelona por primera vez.

Póngase usted, que está leyendo la nota, en ese lugar. Un problema que todos tienen y que necesita una solución que no se puede ensayar. ¿Qué haría? Opción 1: Pedir permiso para probarlo fuera de un Gran Premio. Opción 2: Proponer que se autorice la reforma para poder ensayarlo en un fin de semana de carrera. ¿Acaso hay otro modo de hacer la comprobación?

Entonces, siguiendo con el ejercicio, les propongo que imaginemos que eso fue lo que sucedió con Mercedes y la famosa Directiva Técnica 039 previa a Canadá. Porque se puede ser mal pensado, pero también se puede confiar en una acción razonable.

Digamos que el equipo creía que había una posibilidad de solucionar o mitigar el rebote con un segundo tensor que mantuviera la rigidez del piso ante la succión de la alta velocidad. Entonces lo construyó y pidió a la FIA poder usarlo. Imaginemos que la argumentación fue tal, que para los delegados técnicos resultó una posible solución, entonces decidieron autorizarlo. Mercedes lo llevó a Montreal y lo montó en el auto. Y así salió a pista el viernes. Supongamos entonces que es cierto lo que dicen los equipos, y que entre que recibieron el miércoles a la noche la TD 039 y el inicio de la actividad en pista, no tenían tiempo de construirlo, y por lo tanto, Mercedes no lo hizo dentro de esas 48 horas sino que lo tenía desde antes por ser el impulsor de la idea.

Caption

 

Es lógico que la FIA, no solo haya decidido postergar para Silverstone la entrada en vigencia de la norma modificada, sino que tampoco autorizara a Wolff y sus ingenieros a utilizar el tensor. Mercedes tenía que probarlo y el lugar era Montreal. La FIA tenía que ver esa prueba y el lugar era Montreal. Ahora tienen que acordar con los equipos cuál será el límite de rebote que se permitirá desde el GP británico para no considerar un auto de construcción peligrosa y permitir ese tensor, que en definitiva será una solución que puedan adoptar todos los equipos por igual y al mismo tiempo.

F1 | ¿Qué decía realmente la directiva técnica que la FIA envió a los equipos antes de Canadá?

Quizás lo que hay que aprender a leer son los mensajes que se mandan unos y otros, y no ver fantasmas en cada cosa que sucede. Que después de todo es un deporte de alto desarrollo tecnológico, al que han encorsetado tanto que es imposible salirse del molde porque no permiten corregir. Tanto nos quejamos que si le sacamos la decoración a los autos y los pintamos todos de negro, son básicamente todos similares, y una vez que alguien quiere hacer algo distinto, lo combatimos como si fuera el enemigo público número 1. ¿No era más linda la Fórmula 1 que permitía inventos y formas distintas? Para mi si, y por eso creo que habría que reaccionar a tiempo y dejar que las ideas se puedan desarrollar.

Galería de Fotos


Artículos relacionados

Suscribirse

Subscribite ahora a nuestra lista de noticias diarias y te avisemos cada vez que una nota nueva salga.