F1 - Noticias

F1 | Sainz habla de su temporada 2022: “Ha sido una montaña rusa”

El piloto español, Carlos Sainz, reflexiona sobre su temporada 2022 hasta ahora y revela la razón por la que cree puede ganar el campeonato del mundo en el futuro.

( palabras)
F1 | Sainz habla de su temporada 2022: “Ha sido una montaña rusa”
Fuente imagen: Formula1.com

Carlos Sainz afronta su segundo año en Ferrari como todo un campeón. El español ha vivido momentos de felicidad tras su primera victoria en la Fórmula 1, pero también algunos llenos de dudas e incertidumbre cuando las cosas no han salido como esperaba.

Desde inicios de año Ferrari demostró que su F1-75 era un claro contendiente a la victoria y, efectivamente, así fue. Sainz ganó su primera carrera de Fórmula 1 en Silverstone, justamente el día en que celebraba su gran premio 150 en la categoría.

Y lo que pudo haber sido una etapa llena de victorias y podios tanto para el español como para su compañero de equipo, Charles Leclerc, se convirtió en un momento lleno de mala suerte, en el que la falta de fiabilidad, fallas en las estrategias e incluso errores de ambos pilotos terminaron relegando a Ferrari al segundo lugar en el campeonato de constructores.

En el caso de Sainz, hablamos desde un trompo en Australia, quedarse fuera en Imola tras ser impactado por Daniel Ricciardo, un tropiezo en la grava en el GP de España hasta problemas con su unidad de potencia en Azerbaiyán y Austria.

Todos estos errores y fallas terminaron afectando la confianza del piloto español, quien, a pesar de no estar teniendo un mal año (se ha subido al podio en seis de las nueve carreras que ha terminado), lo cierto es que podría estar más arriba en el campeonato de pilotos.  

Para Sainz, esta temporada “ha sido una montaña rusa”. El español dio declaraciones al portal oficial de la Fórmula 1 y confesó que las cosas no han sido nada fáciles con su monoplaza.

"Ha sido difícil con este coche. Dos DNFs consecutivos al principio me dejaron fuera de la lucha por el campeonato muy pronto. Luego tuve un pico alto con la lucha por la victoria en Canadá y la victoria en Silverstone, luego un pico bajo, luego un pico alto. Pero prefiero la montaña rusa siendo tan competitivo como soy ahora que al principio".

El abandono en el GP de Austria fue uno de los más dolorosos para el piloto español, no sólo por perder lo que parecía ser un cómodo podio, sino también porque acabó con el impulso que habían conseguido en Canadá y Silverstone. Eso sin contar que tuvo que penalizar en Francia debido a cambios en su motor.

A pesar de los momentos difíciles, el español reconoce que Ferrari le ha apoyado a lo largo de toda la temporada, especialmente luego de que sus esperanzas de luchar por el campeonato se desvanecieran.

Sainz también fue autocrítico y admitió que su falta de consistencia le “desconcertó mucho”, ya que nunca había vivido un momento similar en su carrera. La temporada pasada alcanzó una racha de 15 carreras consecutivas en los puntos y en McLaren ya había enlazado siete conquistando unidades importantes.

"En todo caso, todos (en Ferrari) están contentos (con mis resultados). Si soy competitivo, el equipo va a estar contento. Han visto los progresos que hemos hecho con el coche. No digo que esté hecho, o que no tenga que progresar y seguir haciéndome sentir cómodo y fuerte, pero definitivamente ha ayudado a la forma en que afronto el fin de semana. Mi mentalidad para el fin de semana está más centrada en maximizar el fin de semana, en lugar de tratar de encontrar algo en el coche que haga clic en cada sesión".

El español corresponde el respaldo que ha sentido de su equipo al defenderles públicamente, luego de una temporada en la que Ferrari ha estado en el ojo del huracán por sus cuestionables decisiones estratégicas.

"El equipo está rindiendo a un nivel muy alto", aseguró. "Nos enfrentamos a un equipo muy fuerte como Red Bull, lo que complica las cosas y tenemos que rendir a un nivel alto para estar a su altura. El equipo ha progresado mucho estos dos últimos años”.

"La estrategia siempre da que hablar en Ferrari. No sé por qué todo el mundo se fija en nuestra estrategia y analiza en exceso lo que deberíamos haber hecho. Supongo que es parte de ser Ferrari”.

“También se analiza demasiado nuestra radio. Todos nuestros mensajes de radio se difunden. Tal vez esto da una impresión de caos. Pero mis conversaciones por radio son siempre las mismas, no importa si es una carrera tranquila o no, o una carrera que depende de la estrategia o no, siempre estamos teniendo estas conversaciones que estás escuchando en la transmisión y las encuentro extremadamente importantes para tomar las decisiones correctas. Prefiero tenerlas que no tenerlas, créeme".

Respecto a su relación con su compañero de equipo, Charles Leclerc, el español dice que no existe tensión entre ambos y cree que competir con el monegasco le empuja a ser cada vez mejor.

"Charles siempre da muy buenas vueltas en los entrenamientos y en la clasificación, y este año también tiene muy buen ritmo de carrera. Siempre es una gran referencia para tener en el equipo, un gran tipo con el que me llevo bien, del que realmente he aprendido mucho en los últimos años y al que espero tener como compañero en el futuro porque creamos una buena asociación".

Esa buena relación con Leclerc también la mantiene con su jefe de equipo, Mattia Binotto, a quien considera un “gran líder de equipo” y la persona que confió en él más que nadie al momento de firmar con Ferrari.

A falta de nueve carreras por disputar este año, Sainz ya está prácticamente fuera de lucha por el título al encontrarse a 102 puntos de Verstappen. Sin embargo, el español se muestra optimista por las nuevas oportunidades.

"Estadísticamente, todo es posible. Por eso mi intención no ha cambiado. Sigo yendo a cada fin de semana a intentar ganar la carrera. Es un año loco el que estamos haciendo. Si ves la regularidad de los dos primeros equipos, debería ser un campeonato fácil en el que uno gana y otro acaba segundo, pero no es así”.

"Hay muchas oscilaciones de puntos, lo que me hace creer que todo es posible. Es un año muy diferente a todo lo anterior, ya que las carreras son mejores, pasan más cosas en la carrera, y voy a creerlo hasta que se acabe".

Tras su primera victoria y toda la confianza que ha conseguido luego del gran trabajo que ha realizado hasta ahora, Sainz cree que puede conseguir un campeonato del mundo en el futuro, siempre y cuando tenga un auto que le permita lograrlo.

"Este año, mi inicio de temporada me puso a 50 puntos por detrás del líder rápidamente y es difícil hacerse ver como un aspirante al campeonato cuando estás tan lejos. Pero si te fijas bien en las últimas carreras, estoy rindiendo a un nivel muy similar al de los de arriba. Siento que estoy ahí. Es sólo que ese precio que pagué al principio de la temporada me está costando este año".

Artículos relacionados

Suscribirse

Subscribite ahora a nuestra lista de noticias diarias y te avisemos cada vez que una nota nueva salga.