F1 - Noticias

F1 | GP Singapur 2022 | Los 6 Grandes Premios perdidos de Sergio Pérez

La temporada de Sergio Pérez cambió desde aquél espectacular podio logrado en Silverstone, en este artículo hacemos un repaso de las seis carreras que han dejado muchas preguntas y dudas sobre las enormes diferencias entre él y su compañero de equipo.

( palabras)
F1 | GP Singapur 2022 | Los 6 Grandes Premios perdidos de Sergio Pérez
Fuente imagen: @redbullracing

F1 | GP Singapur 2022 | Los 6 Grandes Premios perdidos de Sergio Pérez

 

Han pasado poco más de dos meses y medio desde aquél espectacular podio logrado por Sergio Pérez en Silverstone, en una carrera espectacular que nos dejó a todos sin aliento. Ese día ha sido el último de este 2022 (hasta el día de hoy) en donde Checo pudo estar en la pelea por una posible victoria, lo que vino después pocos lo hubiésemos podido imaginar, ha sido un cambio de escenario total que tiene mucho que ver con algunos errores por parte de Sergio pero, principalmente, por razones técnicas que el mismo equipo se ha encargado de hacer públicas recientemente y que han dejado mucho descontento entre sus fanáticos.

En el Gran Premio de Austria las cosas comenzaron a ir para atrás en el RB18 con el número 11, tras una sesión de clasificación en la que Sergio se ubicó en la cuarta posición a 0.420 de diferencia de su compañero de equipo pero fue penalizado por límites de pista, logró remontar el sábado en la carrera Sprint pero cometió el error de arriesgar demasiado en la primera curva de la carrera y tuvo un contacto con Russell que le costó el abandono posterior por los daños en el piso de su RB18. Primer Gran Premio de la temporada en donde Sergio salía con un balance negativo después de Montreal, en Canadá abandonó por problemas de fiabilidad pero aquí si había tenido que ver en el resultado final.

La siguiente carrera era Francia y ahí Sergio comenzó a usar un piso distinto al de Max Verstappen, a Max no le había gustado el comportamiento de la actualización del piso en Austria y decidió usar la versión anterior con la cuál se sentía mucho más cómodo, en clasificación la diferencia entre ambos fue de apenas 0.159 milésimas, pero en carrera la situación fue diametralmente opuesta, Sergio en carrera comenzó con muchos problemas de degradación y un comportamiento inesperado en su RB18, por primera vez en este 2022 Sergio parecía no poder entrar en el ritmo y manejo de la degradación de Max Verstappen. Al final la atención de todo se centró en la posición perdida por Pérez contra Russell, pero los problemas para Sergio apenas comenzaban.

El gran premio húngaro fue aún más "enigmático" para Pérez, su confianza en el auto ya no era la misma, con elementos distintos a los que usaba Max en su auto, principalmente en cuanto al piso y difusor, Sergio no logró nunca acercarse a los tiempos de Verstappen y un bloqueo involuntario de Magnussen en la Q2 lo dejaba fuera de la Q3, su primer intento tampoco fue bueno, la confianza y el comportamiento de su RB18 ya no era aquél con el que se sentía cómodo.

El auto había ido cambiando desde Silverstone y cada vez era más complicado para el piloto mexicano, Sergio lograba marcar una vuelta de Qualy que se quedaba a 0.813 del tiempo logrado por Max en Q2, la carrera sería buscar remontar lo más posible y lograr la mayor cantidad de puntos. Logró remontar pero su rendimiento siguió muy lejos del de su compañero de equipo, muchas voces señalábamos que más alla del enorme momento por el que atraviesa el campeón del mundo, las diferencias entre sus autos eran evidentes. Sergio en Hungría fue incluso dejado en pista para ser usado como tapón para Leclerc en carrera, seguía teniéndo muchos problemas de degradación en sus neumáticos, degradación que en su RB18 ha sido considerablemente mayor a la de Max desde el Gran Premio de Azerbaiján, cuando Checo ha sido reconocido en todo el Paddock como uno de los pilotos que mejor saben administrar la desgradación de sus neumáticos.

Después del parón veraniego y de la enésima declaración cómica de Helmut Marko, llegábamos a Spa, una carrera en donde todos pensábamos podría cambiar el orden de la parrilla, pero nunca de la manera en que lo presenciamos. Red Bull Racing decidía penalizar en el auto de Verstappen para la carrera pero la diferencia en Qualy entre los pilotos del equipo austriaco fue de 0.797 segundos. Ahora no sólo serían diferencias del suelo del auto y difusor, también Max estrenaría elementos híbridos nuevos que el equipo podría mejorar antes del límite de homologación de éstos el primero de Septiembre.

Max Verstappen es ante los ojos de muchos el mejor piloto del mundo, está en el mejor momento de su carrera hasta ahora, tiene un nivel de madurez impresionante, pero en condiciones "normales", sin lluvia, no puede sacárle 1.4 segundos de diferencia en carrera a otro piloto en un auto "igual", no a este nivel en F1.

A partir de Francia Sergio no ha tenido el mismo paquete aerodinámico de Max Verstappen, y a partir de Bélgica tampoco cuenta con los elementos híbridos de última generación de HRC, mismos elementos que, por decisión de Red Bull Racing no le fueron cambiados al penalizar en Monza, sólo se le montó una nueva ICE (motor de combustión interna)...

En el Gran Premio de los países bajos Sergio cometió un error en Qualy, en su último intento de Q3 trompeó al buscar mejorar su tiempo y sólo pudo ser P5 a 0.735 milésimas de Max. En carrera el rendimiento de su auto distaba mucho del de su compañero de equipo, sólo pudo mantenerse en pista y en las vueltas finales buscar atacar a Carlos Sainz por la quinta posición, pero con un compuesto medio que le hizo estar en desventaja en las vueltas finales, al igual que le sucedió a Lewis Hamilton.

Así llegábamos al gran premio de Italia en donde era evidente que Sergio no podía seguir con el mismo paquete si quería ser competitivo, sorprendentemente para muchos de nosotros sólo se decidió cambiarle el motor de combustión interna y aceptar que tiene que seguir conduciento un auto diferente al de su compañero de equipo porque Red Bull no tiene "más presupuesto" para actualizar aerodinámicamente el auto de Pérez, o al menos eso afirman. De los nuevos elementos híbridos ni sus luces.

Desde Red Bull Racing ya han reconocido públicamente las diferencias en sus autos, pero curiosamente a Sergio la crítica en redes sociales y por parte de Helmut Marko continúa, le exigen como si tuviera un auto similar al de su compañero de equipo. Otras versiones comentan que en el auto de Pérez han estado probando diferentes soluciones para el piso que desechó Max Verstappen en Austria, ese piso ha recibido constantes modificaciones desde Francia pero sigue muy lejos de ser lo que Checo necesita.

Debido a todo lo antes explicado, Sergio ha perdido terreno en el campeonato de pilotos y ha sido superado por Charles Leclerc,  ahora también es amenazado por el sorprendente George Russell, pero mientras Red Bull no le ponga la más mínima atención al auto número 11 la situación no va a cambiar. Así han transcurrido estos seis Grandes Premios "perdidos" para Sergio Pérez.

Red Bull Racing tiene hoy día asegurados ambos títulos mundiales y se dedicarán a darle a Verstappen su segundo título y hasta el récord de más victorias en una temporada. Después, (sólo después) de ello se tomarán cinco minutos para preguntarse si les queda tiempo para que Sergio Pérez pueda tener aerodinámicamente y mecánicamente las mismas condiciones de Max como para darle el gusto a sus fanáticos de verlo competitivo de nuevo en Estados Unidos y México, le darán gusto a los fanáticos y todos contentos, al final de todo la Fórmula 1 es y será siempre conocida como... "el gran circo". 

 

 

 

Artículos relacionados

Suscribirse

Subscribite ahora a nuestra lista de noticias diarias y te avisemos cada vez que una nota nueva salga.