F1 - Noticias

F1 | Los problemas técnicos y económicos que trae consigo el calendario de 2023

La cantidad de unidades de potencia disponibles y el bajo limite presupuestario son dos de los múltiples problemas que los equipos tendrán que resolver para afrontar la temporada más larga jamás disputada en la historia de la Formula 1.

( palabras)
F1 | Los problemas técnicos y económicos que trae consigo el calendario de 2023
Fuente imagen: Motorlat

La FIA ha presentado de forma oficial el calendario de grandes premios para la temporada 2023 de la Formula 1 con un record histórico de veinticuatro carreras, algo nunca visto en la historia de la máxima categoría. Un calendario de semejante tamaño trae consigo una serie de retos que todos los involucrados tendrán que buscar la forma de salvar. Hoy les traemos un análisis detallado de dos de los retos que los equipos tendrán que afrontar en lo que apunta a ser una de las temporadas más desgastantes de la historia.

Los equipos tendrán que afrontar el enorme problema que suponen tener tantas carreras en el calendario y moverse por todos los continentes para visitar veinte países en un rango de tiempo que comprende desde el 5 de marzo hasta el 26 de noviembre. Todo esto supone un enorme reto de logística con el desgaste que ello supone, para esto tenemos un artículo completo detallando estos problemas y que pueden leer desde aquí.

El reto económico de una temporada de veinticuatro carreras es el primero que tendrán que enfrentar los equipos. US$135 millones de dólares es lo que esta estipulada en la normativa financiera como límite presupuestario para la próxima temporada, siempre y cuando la cantidad de carreras a disputarse sea de veintiuno, en caso de que ese número sea mayor entonces se toma la cantidad de carreras por encima de 21 y se multiplican por la cifra de US$1.2 millones de dólares. En términos simples, por cada carrera por encima de las veintiuna los equipos podrán gastarse unos US$1.2 millones de dólares adicionales, lo que en términos practicos fijaría el límite presupuestario en US$138.6 millones de dólares. Este monto podría subir algo más en función de la cantidad de carreras Sprint que sean aprobadas, ya que también se agregan al límite presupuestario unos US$150 mil dólares por cada una de ellas.

A pesar de todas las adiciones que permite el límite presupuestario, completar una temporada tan grande con poco menos de US$140 millones de dólares va a resultar ser una tarea titánica para todos los equipos, en especial para los más modestos ya que muchos de ellos corren todas sus operaciones con poco más de US$150 millones de dólares en todo el año. Por otro lado, esto pone mucha presión sobre los pilotos y equipos para tratar de evitar a toda costa los accidentes, ya que estos van a resultar demasiado costosos debido a las limitantes en el presupuesto y lo larga que será la próxima temporada.

Las unidades de potencia son el segundo reto que los equipos tendrán que enfrentar. Tres es el número de unidades con el que la Federación espera que los equipos completen una temporada de veinticuatro carreras, y pasarse de ese límite supone penalizaciones deportivas tales como perder posiciones en la grilla de salida, sin embargo, también tenemos que hablar del dinero adicional que los equipos tienen que gastarse cuando exceden las tres unidades en una temporada.

Si bien es cierto que los motores están por fuera del límite presupuestario, muchos equipos corren sus operaciones con US$150 millones de dólares para todo el año, eso quiere decir que por cada motor adicional que pagan, es menos dinero que puede dedicar al desarrollo de sus coches. Los equipos grandes como Ferrari, Red Bull Racing y Mercedes Benz tienen asegurado todo el dinero que necesitan para el límite presupuestario el cual solo afecta el desarrollo del coche. El dinero necesario para pagar pilotos, marketing, motores, y los tres ejecutivos de mayor sueldo en el equipo también lo tienen asegurado. En términos simples, los equipos grandes tienen dos presupuestos, uno para cumplir con el límite presupuestario y otro para todos los gastos que quedan fuera de dicho limite, los equipos pequeños no tienen ese poder económico.

El año pasado los equipos completaron poco más de 290 mil kilómetros durante la temporada, ese número incluye practicas libres, clasificación tradicional y Sprint, así como los grandes premios, fue una de las temporadas con el mayor kilometraje acumulado en la historia y para lograrlo, los equipos se vieron forzados a realizar cambios de partes en sus unidades de potencia por encima de las permitidas en el reglamento deportivo.

En términos generales y en un escenario en el que todos los equipos hubiesen completado la temporada 2021 con las partes designadas, el número de partes a usar hubiese sido de 480, sin embargo, dicho número ascendió hasta las 518 partes y entre esas partes el motor endotérmico fue el más reemplazado por encima de lo permitido con 19 nuevas unidades para completar el año. Arriba tienen una gráfica que ilustra la cantidad promedio de kilómetros acumulados por cada una de las partes que conforman la unidad de potencia, noten que para completar la distancia promedio de un gran premio es necesario abarcar tanto como 305 kilómetros. Los kilómetros promedio que tuvo que hacer un motor endotérmico en 2021 fue el equivalente a completar doce grandes premios, lo mismo aplica para el turbo y el MGU-H, con el MGU-K en cifras que ascienden a diecisiete y las baterías en veinte. Toda proeza de la ingeniería y una locura total por parte de las normas.

Para la actual temporada el pronóstico es incluso peor pues a falta de seis carreras para terminar la temporada ya los equipos han usado 518 partes, exactamente el mismo número que usaron en todo 2021. Adicionalmente, el total de kilómetros acumulados para toda la temporada se proyecta para alcanzar los 310 mil kilómetros, todo un hito en la historia de la Formula 1, y aun así seguimos teniendo solo tres unidades para completar una temporada de veintidós carreras, para la próxima temporada serán dos carreras más.

Finalmente, llegados a este punto creo que todos deberíamos de tener bastante claro que completar una temporada de veinticuatro carreras con solo tres motores es imposible, ya que si consideramos que el desarrollo de los motores está congelado aceptándose única y exclusivamente cambios relacionados a mejorar su fiabilidad, y que el dinero de los motoristas ahora mismo está siendo redireccionado al desarrollo del motor de 2026 del cual ya su normativa fue cerrada y aprobada por la FIA y el Consejo Mundial del Motor este mismo año, la posibilidad de lograr desarrollos que aumenten la longevidad de las unidades actuales es virtualmente nula.

Esto nos lleva a pensar que el deseo de la FIA de forzar a los equipos a tener que apegarse a solo tres unidades por temporada obedece al deseo de garantizarse mejores carreras, es decir, con solo tres unidades por temporada tanto la FIA como el titular de los derechos comerciales tienen más que garantizado ver a varios pilotos de los mejores equipos largado desde mitad o el fondo de la grilla en múltiples carreras, lo cual aumenta el nivel de incertidumbre y hace que las carreras sean más entretenidas para el televidente promedio, de otra forma el límite de unidades ya se hubiese determinado en función de una ecuación matemática que considere el total de kilómetros a recorrer en la temporada en lugar de ser un límite pétreo que invita a pesar de fue puesto de dedo y nada más.

Artículos relacionados

Suscribirse

Subscribite ahora a nuestra lista de noticias diarias y te avisemos cada vez que una nota nueva salga.