F1 - Noticias

Verstappen gana en la casa de Red Bull

El piloto holandés volvió al triunfo en el circuito de la bebida energética y Sebastian Vettel recupera la punta del campeonato ante los problemas de Lewis Hamilton en una jornada para el olvido de Mercedes.

( palabras)
Verstappen gana en la casa de Red Bull
Fuente imagen: Motorlat

Con Sebastian Vettel penalizado, el Gran Premio de Austria parecía el escenario ideal para Mercedes, quienes habían acaparado los primeros puestos en clasificación, y Hamilton, quien tenía la oportunidad para ampliar su ventaja con Vettel en la lucha por el campeonato. Cuando se apagaron las luces del trazado austriaco, no ocurrió nada fuera de lo previsto, salvo por el cambio de posiciones entre Hamilton y Bottas, y los Mercedes empezaban liderando lo que parecía otra carrera que liderarían sin oposición alguna.

Sin embargo, quien se encargó de frenar el panorama ideal de la escudería alemana fue uno de sus pilotos. El monoplaza de Valtteri Bottas, quien había largado desde la pole, fue el que puso emoción al gran premio ya que su abandono generó un virtual safety car en la vuelta quince que los dos autos de Ferrari y Red Bull aprovecharon para realizar el que esperaban sea u única detención del día.

Cuando el circuito volvió a estar bajo bandera verde, Hamilton seguía en el liderato pero le reclamaba a su ingeniero el error de estrategia al no haberse detenido junto con el grupo de punta. Como lo veía venir Hamilton, el único monoplaza de Mercedes en carrera salió en la cuarta ubicación luego del paso por boxes. Pero el drama del piloto inglés no terminaba ahí, Vettel le estaba recortando tiempo y los neumáticos nuevos no le estaban siendo suficiente arma de defensa.

El liderato del gran premio había pasado a manos de Max Verstappen para la satisfacción de Red Bull en su carrera de casa y su ventaja con Raikkonen, Ricciardo, Vettel y Hamilton era lo suficientemente amplia como para que el holandés pueda manejar sin arriesgar demasiado. Aunque un panorama distinto se le presentaba a su compañero de equipo, Daniel Ricciardo, quien tenía graves problemas con sus neumáticos traseros y se veía obligado a volver a los boxes y alejarse de la lucha por el pódium.

Pero el problema que sufrió el australiano no fue una situación única en el gran premio. Vueltas más tarde, Hamilton tuvo que volver a detenerse en boxes ante el daño que se evidenciaba en sus neumáticos traseros y que le estaba costando perder tiempo con respecto a Vettel. Para el campeón del mundo de 2017 la carrera se había vuelto en una misión de contención de daños.

No obstante, Hamilton recuperó un puesto más adelante tras el abandono de Ricciardo. El Red Bull del piloto que cumplía años no le permitió celebrar este día con un buen resultado y, algunas vueltas después, un problema similar le ocurría al Toro Rosso de  Brendon Hartley. Aunque el abandono más importante vendría en la vuelta 64 cuando el piloto que llegaba como líder del mundial, Lewis Hamilton, veía que su monoplaza decía basta y marcaba una de las peores jornadas del equipo alemán desde que empezaron a dominar la categoría en 2014.

Los abandonos de Hamilton, Ricciardo y Hulkenberg, cuyo motor explotó en la recta principal, dejaron muchos espacios disponibles en la zona de puntos que pilotos con autos de rendimiento discreto pudieron aprovechar para rescatar algunas unidades muy valiosas. Este fue el caso de los dos pilotos de Sauber, Leclerc y Ericsson, y Fernando Alonso, quien venía teniendo un segundo fin de semana para el olvido con McLaren pero  logró terminar en un inesperado octavo puesto.

Cuando cayó la bandera a cuadros en Austria la tribuna estalló de emoción. Los fanáticos de Verstappen, que habían copado varios sectores del circuito, se encontraban más que felices y en el muro de Red Bull la alegría no podría ser mayor debido a que habían ganado el gran premio del país del que es originario el equipo y en el circuito que lleva su nombre. Aunque, como es esperarse, el más feliz era Verstappen, quien empieza a encontrarse con su mejor momento  tras un complicado y accidentado inicio de 2018.

No obstante, quienes también ha tenido razones para celebrar, quizás tanto como Max, han sido Vettel, quien logró recuperar la punta del campeonato, y Grosjean, quien terminó en un cuarto puesto que no solo es el mejor resultado de Haas sino que representa su primera vez en la zona de puntos en la presente temporada.

Artículos relacionados

0 Comentarios

Para dejar tu comentario debes ingresar en tu cuenta:Ingresar

Suscribirse

Subscribite ahora a nuestra lista de noticias diarias y te avisemos cada vez que una nota nueva salga.