F1 - Noticias

Fernando Alonso, crónica de un adiós anunciado

El equipo McLaren ha confirmado que el piloto asturiano deja la F1 tras 17 años en la máxima categoría del automovilismo. Se marcha el mejor piloto español de la historia tras unos últimos años decepcionantes y el despertar de su interés en otras categorías como la indycar y el WEC.

( palabras)
Fernando Alonso, crónica de un adiós anunciado
Fuente imagen: www.f1.com

32 victorias, 97 podios, 22 poles, 23 vueltas rápidas y 2 títulos mundiales consecutivos en más de 300 Grandes Premios disputados. Fernando Alonso deja la Fórmula 1 tras 17 temporadas en la máxima categoría del automovilismo. El asturiano ya avisó de que se esperaba un anuncio por su parte para hoy día 14 de agosto, y se confirmaron los rumores de su marcha. Quizá desmotivado por tantos años buscando ese ansiado tercer título, Alonso deja la F1 en busca de otros retos dentro de otras categorías que el piloto español desea conquistar. Se va un piloto que sin duda ha aportado muchísimo al Gran Circo, y que ha recibido también muchas satisfacciones en la F1 como bien hizo saber en un video que subió en su cuenta de twitter.

 

 

Fernando Alonso es historia del automovilismo español. Desde Alfonso de Portago en 1956,  ningún otro piloto español había saboreado el champán del podio hasta su llegada en el 2001. Debutó en Minardi como paso previo a su llegada a Renault. Pasó un año como piloto probador para la marca francesa para volver en 2003 como piloto titular, año en el que consiguió su primera pole en Malasia acompañada de su primer podio, y su primera victoria en Hungría, la primera de un piloto español en F1. Dos años y tras ver una F1 dominada de cabo a rabo por Michael Shumacher y su Ferrari, el español conseguiría batir al ‘kaiser’ y levantar dos entorchados mundiales consecutivos en las temporadas 2005 y 2006, batiendo también casi todos los records de precocidad en su tiempo. Tras un primer paso por McLaren bastante polémico y una vuelta a Renault, se convirtió en el segundo piloto español que viste los colores de la escudería más laureada de la historia tras el Duque de Portago, el equipo Ferrari, equipo italiano con el que consiguió tres subcampeonatos del mundo en cinco temporadas.

 

 

A finales del curso 2014 se anunció que el asturiano lideraría la vuelta de una de las alianzas más históricas de la categoría, una alianza que pilló a Fernando siendo un crío y cuyos colores vistieron sus primeros karts, McLaren-Honda. Dicha pareja que tantas alegrías dio a los británicos en la antesala de los años 90 y que volvía 27 años después resultó ser un fracaso estrepitoso, marcando una de las etapas más negras de la historia de la marca con sede en Woking. Tres temporadas de frustraciones, enfados, mensajes de radio polémicos y averías que provocaron el divorcio entre ingleses y japoneses. Saldría Honda y entraría Renault como suministrador de propulsores, pero el cuento seguiría siendo el mismo. Claro queda que se ha avanzado, pero no lo suficiente para la segunda escudería más laureada de la F1, ni para uno de los mejores pilotos de este siglo. Esta situación y la imposibilidad de conseguir un mejor asiento para la temporada próxima pueden ser las principales causas de que Fernando otee otros horizontes más allá de la categoría reina. Ya probó suerte el año pasado en las famosas 500 millas de Indianápolis donde cuajó un muy buen debut hasta que su motor dijo basta y este año se aventuró en el Mundial de Resistencia (WEC) de la mano de Toyota, campeonato que actualmente está liderando tras ganar con su equipo las dos carreras disputadas, incluidas las míticas 24 Horas de Le Mans. Tras conquistar la madre de todas las carreras de resistencia y el GP de Mónaco en F1, al español le falta ganar en el óvalo de Indianápolis para emular la hazaña que consiguió Graham Hill. Fernando Alonso quiere demostrar que es un piloto completo capaz de adaptarse a cualquier vehículo en cualquier condición y ello le impulsa a intentar ganar otras categorías más allá de la F1.

Está claro que el objetivo principal del asturiano era su tercer título en la categoría reina. Pueden darse muchas opiniones de por qué un piloto que ha demostrado tanto se retire con sólo dos entorchados. Malas decisiones, no estar en el lugar correcto y en el momento idóneo. Hay que tener en cuenta que la F1 es así, por muy buenas manos que tengas si no estás en el mejor coche tienes muy pocas probabilidades de ganar, y aquí influye mucho tanto las oportunidades que tengas como las decisiones que vas tomando en tu carrera. Es muy conocido ya que a Alonso se le presentaron oportunidades de pilotar un coche que a la postre sería coche dominador, pero centrándonos en el momento en el que se presentaron eran decisiones casi como las que se toman en un casino. Años después todos podemos decir que se tendría que haber ido a Red Bull en 2008, o a Brawn GP en 2009 (que se convertiría en el actual equipo Mercedes) como tantas otras teorías, pero el automovilismo se mueve también a veces por el azar y por el oportunismo. Quién diría en 2007 o 2008 que los equipos mencionados iban a acabar triunfando. En esa época las “viejas confiables” eran Ferrari y McLaren, y Alonso pasó por ambos equipos. La historia ya es conocida.

 

 

Sinceramente si había un momento para dejarlo es ahora. Es un piloto muy querido mundialmente a pesar de estar 12 años sin ser campeón (lástima que en España no se pueda decir lo mismo, pero como español he de comentar que dada nuestra forma ‘cainita’ de valorar a nuestros deportistas no me extraña). Sin asiento en una escudería ‘top’ y sin posibilidad de luchar por la victoria en la actual McLaren, ya ha demostrado todo lo que tenía que demostrar en F1. Pueden ser criticadas actitudes suyas por su carácter, y entendibles en muchas ocasiones, pero ha sido un piloto que ha marcado un antes y un después en una categoría casi sin descubrir en España, y su paso por otras categorías puede producir el mismo efecto. Llámese postureo o alonsismo,  es igual como se quiera llamar, pero está haciendo un gran favor al deporte del automovilismo y es innegable. Como aficionado y alonsista me quedo con sus victorias, sus derrotas, sus grandes momentos y sus peores. Se le echará mucho de menos por el paddock sin duda, pero más vale un Alonso aprovechando su talento y estando en posiciones que merece a verle 12º por no tener un coche a la altura. La noticia me deja una mezcla de sensaciones, me da pena pero al mismo tiempo considero que es lo mejor. Seguiré disfrutando esta categoría la próxima temporada como todas las anteriores, con una pizca de añoranza, pero verle ganar me ha hecho descubrir una categoría y, en general, un deporte que es sin duda mi favorito. Como mencioné antes me hubiese gustado un mejor trato por parte de mi país a la figura de Fernando por todo lo conseguido, pero es lo que tenemos actualmente y dicho tema daría para otro artículo. Este texto no puedo terminarlo de otra forma. Gracias por todo, Fernando.

 

Artículos relacionados

0 Comentarios

Para dejar tu comentario debes ingresar en tu cuenta:Ingresar

Suscribirse

Subscribite ahora a nuestra lista de noticias diarias y te avisemos cada vez que una nota nueva salga.