IndyCar

Tres autos Honda tuvieron un error que les complicó el arranque en Texas

La división norteamericana del fabricante nipón dio a conocer que un problema de comunicación entre el motor de los autos y la centralita impidieron la salida de Rahal, Rossi  y Hunter-Reay. 

( palabras)
Tres autos Honda tuvieron un error que les complicó el arranque en Texas
Fuente imagen: IndyCar / Cris Owens

 

Honda Performance Development confirmó un problema en el procedimiento de encendido en los autos de Graham Rahal, Alexander Rossi y Ryan Hunter-Reay que se vieron obligados a no tomar formación en la vueltas previas al arranque de la primera fecha de la IndyCar en el Texas Motor Speedway.

En la transmisión televisiva los espectadores venían como los mecánicos de los autos de Andretti se ponían a desmontar partes de la cubierta de los monoplazas, mientras que el equipo del Rahal Letterman Lanigan llevaba el coche de Graham su cajón designado. 

El problema es el resultado de un error de comunicación entre programas de Honda electronics y el ECU de Cosworth que algunas veces se presenta durante el proceso de encendido” relataba al final del día Allen Miller, director del equipo de carreras de HPD. 

“Aún cuando no es un problema frecuente, es algo que ha ocurrido previamente. Nuestros ingenieros están al tanto del error, y si hubiesen estado en su posición habitual cerca del auto por el encendido del motor, lo podrían haber resuelto rápidamente.

 

Las medidas de distanciamiento vigentes en el compromiso limitaban el número de personas cerca a los monoplazas y por esto los ingenieros de la marca nipona no podían apoyar inmediatamente a los mecánicos de los equipos. Los tres Hondas tuvieron penalizaciones por romper el “parque cerrado” que impide el trabajo de cualquier tipo en los autos entre la sesión de clasificación y el inicio de carrera.

Este era uno de los escenarios que se sabía podían ocurrir debido a la apretada agenda entre sesiones y la gran cantidad de actividades que los mecánicos en sitio debían dominar. 

Los pilotos terminaron la carrera rodando pero con una realidad muy lejana a lo que tenían proyectada después de la clasificación. Hunter-Reay de cuarto finalizó octavo, Rossi de octavo a décimo quinto; Rahal de séptimo cayó diez posiciones, siendo el más afectado pues aún recibiría penalización adicional por exceder el número de vueltas con el juego de neumáticos inicial como había sido previamente pactado. 

 

Artículos relacionados

0 Comentarios

Para dejar tu comentario debes ingresar en tu cuenta:Ingresar

Suscribirse

Subscribite ahora a nuestra lista de noticias diarias y te avisemos cada vez que una nota nueva salga.